Buscar

El consumidor del futuro: 700.000 jóvenes menos en España en cuarenta años

La pirámide de la población española pierde sus curvas. En los próximos cuarenta años, seguirá habiendo más muertes que nacimientos y sólo la llegada de extranjeros logrará evitar que España reduzca su tamaño. Por el camino, el país perderá casi 700.000 jóvenes, según las últimas proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

A 1 de enero de este año había 8,8 millones de personas menores de 18 años en España, lo que representa el 18,6% de la población. Es un tramo de edad estratégico para las marcas, porque es donde se desarrollan gustos que, en muchas ocasiones, permanecerán toda la vida. Este grupo es, cada vez más, influencia del resto de consumidores: si es joven, es cool.

 

Dentro de cuarenta años, el número de españoles de cero a 18 años se habrá reducido en un 7,8%, hasta 8,1 millones de personas. El conjunto de la población, en cambio, se incrementará en casi un millón, por lo que el peso de los niños y adolescentes se moderará hasta el 16%.

 

Si se mantuvieran las tendencias demográficas como hasta ahora, el segmento que más sufrirá serán los teens o preadolescentes. Entre hoy y 2070 habrá más de cien mil niños de once años menos, y la cifra de jóvenes de diez, doce y trece años se reducirá casi en la misma cantidad.

 

 

 

 

 

En cambio, sólo aumentará el número de bebés de cero a dos años, gracias a la segunda generación de inmigrantes y a la “leve pero progresiva” alza en la tasa de fecundidad que anticipa el INE. De esta forma, el organismo estima que el número medio de hijos por mujer será de 1,31 en 2034, frente al 1,23.

 

Si hoy la pirámide es ancha en su tramo medio a causa del baby boom, conforme pasen las décadas el icono demográfico español irá perdiendo sus curvas. El grupo de edad más numeroso actualmente, que son los nacidos entre los años 1970 y 1979 (que hoy están en la cuarentena), continuará siéndolo en 2050, pero entonces tendrán más de setenta años.

 

En las décadas siguientes, sin embargo, se producirá un cierto rejuvenecimiento a medida que se vayan extinguiendo las generaciones de nacidos en los años setenta del siglo XX, de mayor fecundidad.

 

De esta forma, los grupos más numerosos a 1 de enero de 2070 serán los nacidos entre 2005 y 2014, que tendrán entonces 55 años y 64 años. Por su parte, los jóvenes de entre veinte y 64 años, que actualmente representan el 60,8% del total, perderán peso hasta poco más de la mitad en 2050, pero recuperarán parte del terreno perdido en 2070, cuando coparán el 54,4%.

 

En total, España ganará más de tres millones de habitantes en los próximos cuarenta años, hasta alcanzar los 50,6 millones en 2070. Sólo en los próximos quince, el país sumará cerca de un millón, hasta superar los 48 millones de personas en 2035.