Buscar

Así ‘cortejó’ Glovo a los grandes ‘super’ de España para acaparar su ecommerce

El coronavirus ha disparado los pedidos a domicilio de alimentación desde los supermercados. Antes muy poca gente realizaba la compra online, pero el confinamiento ha priorizado este servicio hasta el punto que las propias cadenas de alimentación no han dado abasto. Y ahí estaba Glovo, la plataforma que ha acaparado la venta online de la mayoría de los supermercados en España. 

Así, durante el confinamiento Dia se alió con Glovo para repartir pedidos a domicilio desde una red de 500 tiendas repartidas en toda la geografía española. Con este acuerdo, Dia llega con su servicio online a 494 poblaciones, lo que supone ampliar el radio de alcance a 54 poblaciones nuevas, que representan 2,5 millones de personas. Según la distribuidora, este acuerdo se firmó para aliviar la carga de trabajo de los establecimientos de la cadena.

Pero no ha sido la única. Alcampo también ha cerrado un acuerdo con Glovo para acelerar la digitalización de la compañía. Y más recientemente lo ha hecho con Supermercados Sánchez Romero, desde donde la compañía pone más de 7.000 referencias gourmet en la app de reparto. 

En algunos casos fue Glovo quien llamó a la puerta de alguna de estas. Pero en otros fueron las propias cadenas atraídas por un plan de digitalizar más rápidamente el negocio y de contar con un nuevo canal de venta e ingresos adicionales. “Durante la crisis sanitaria, los establecimientos que continuaron operando a través de la app aumentaron sus ventas hasta un 90% mediante la aplicación”, explican a Invertia desde Glovo.

 

Un servicio más económico

Bien es sabido que la factura de vender online no es rentable para la mayoría de supermercados. De ahí que antes de la irrupción del Covid este servicio apenas supusiera un 1% de las ventas totales del sector. En este sentido, el modelo de negocio de Glovo -con polémica laboral de sus riders incorporada- parece encajar más en los planes de las cadenas de distribución.

Además, Glovo cuenta con 3 millones de usuarios en España, está presente en más de 80 ciudades y se encuentra en constante expansión nacional.

De esta forma, los usuarios pueden hacer la compra desde la app de Glovo, que por ejemplo, en el caso de Dia, cobra un 2,99 euros más por pedir a través de la aplicación. Más alto es el recargo en las tiendas de Carrefour en Madrid, donde al ticket de la compra hay que sumar los 5,5 euros que aplica Glovo.

Si bien es cierto, no todas las tiendas de las cadenas cuentan con este servicio. Depende de los acuerdos con cada supermercado y se tiene en cuenta diversos factores “como la ubicación de cada establecimiento, la oferta de productos de cada supermercado en la plataforma, -ya que no en todos los establecimientos cuentan con las mismas referencias-, o la estrategia de distribución de cada marca”, explican fuentes de la compañía. 

Otros acuerdos

Además de estos, Glovo cuenta con la cadena francesa Carrefour desde el pasado año, con la catalana Condis, con los productos congelados de La Sirena y los supermercados de alimentación ecológica Veritas, que se suman a Glovo Market, el supermercado propio de Glovo. 

Así, Glovo tiene como clientes a tres de las grandes cadenas de supermercados en España. En concreto, por cuota de mercado Carrefour es la segunda de España con un 7,7%, Dia es la tercera (6,2%) y Auchan es la sexta (3,4%), según datos de la consultora Kantar WorldPanel a fecha del 14 de junio de 2020. En total, suman el 17,3% de cuota

A esto se suman los recientes acuerdos con las gasolineras BP, Shell, Galp y Cepsa para repartir los productos de sus tiendas. Con esta última, Glovo acaba de reforzar su alianza con la incorporación de los productos de las tiendas Depaso, ampliando el acuerdo gestado durante el estado de alarma para los establecimientos Carrefour Express situados en las Estaciones de Servicio de Cepsa en España. También ha sellado una alianza con Douglas el pasado viernes. Y al ritmo que va, parece que la oferta seguirá creciendo. 

Además, la plataforma le saca ventaja a su principal competidor, Deliveroo, que cuenta con El Corte Inglés y Sánchez Romero como clientes en el apartado de supermercados.