Buscar

El comercio en línea, salvador de una campaña navideña más digital que nunca

En una campaña navideña marcada por la incertidumbre de la pandemia, con restricciones de movilidad y limitaciones horarias y de aforo en todo el territorio nacional, el comercio en línea se presenta como el principal impulsor de unas Navidades más digitales que nunca.

Un reciente estudio de Google sobre la internacionalización virtual de los negocios explicaba la realidad del comercio durante estas Navidades: el 67 % de los consumidores prevé aumentar sus compras por internet en los próximos meses, coincidiendo precisamente con las fiestas.

En esta línea, la empresa de servicios financieros tecnológicos española ID Finance apunta que casi siete de cada diez españoles hará alguna de sus compras festivas de manera telemática, mientras que el resto de la población lo hará solamente de forma presencial.

En términos absolutos, según un estudio elaborado por Kantar para la plataforma de comercio electrónico eBay, cada ciudadano gastará 240 euros en regalos navideños, lo que supone en la práctica un descenso de 28 euros respecto a la cifra registrada hace un año.

Pese al descenso en el gasto navideño, el número de regalos que comprarán los españoles de forma virtual en estos meses superará por primera vez los 400 millones, 27 millones más que en las Navidades pasadas, según informa la compañía de embalajes DS Smith.

Situación financiera incierta

Con la esperanza de que tras la llegada de las vacunas la economía comience a despegar, la situación financiera actual de una parte de los ciudadanos no deja mucho margen para aumentar el gasto en estas fechas.

Un informe elaborado por el banco holandés ING sobre el impacto que ha tenido la covid-19 en diversos aspectos de la vida de los españoles, indica que uno de cada tres ciudadanos tiene pensado celebrar menos, o incluso no celebrar, las fiestas navideñas con el objetivo principal de ahorrar.

Además, el 33 % afirma a su vez que tendrá que recurrir a sus ahorros para hacer frente a los gastos de la Navidad, mientras que el 62 % señala su salario como la principal fuente de financiación que utilizará para hacer las compras en esta época.

Las recortes más importantes en el gasto por parte de los españoles se producirán en las celebraciones, con un descenso del 60 % respecto al año pasado, y en viajes, que caerá un 68 %. Los datos de ID Finance coinciden con los del banco, señalando que solo un 26 % de los españoles califica como "positiva" su situación financiera actual.

Los contratos temporales caen

El auge del comercio a través de internet y las restricciones de la pandemia ya mencionadas tendrán un efecto colateral: la contratación durante la campaña navideña en España, una de las más importantes del año, sufrirá un descenso importante en comparación con 2019.

Dos de las empresas líderes en el sector de recursos humanos, Adecco y Ranstad, coinciden en que las ventas por internet evitarán que la caída sea aún mayor, gracias al impulso que están experimentando los sectores de distribución, logística, transporte y "retail".

Las previsiones de empleo de Adecco para esta temporada navideña sitúan en 940.000 los contratos que se firmarán, una cifra un 15 % menor que la de hace un año, con Cataluña y Madrid liderando la clasificación autonómica con 162.000 y 153.000 contrataciones respectivamente.

Además, la compañía apunta que Castilla-La Mancha, con una caída interanual del 3 %, será la región que menos note este parón en el empleo, mientras que Asturias, con un descenso del 30 %, y tanto Canarias como Baleares, con un 25 %, se verán más afectadas.

Por su parte, Randstad prevé que se firmen 290.000 contratos en los sectores de hostelería, comercio y logística, los más demandados en estas fechas, lo que representa una contracción del empleo del 34,5 % en comparación con los datos de hace un año.

Esta caída, la mayor desde 2008 -coincidiendo con la última gran crisis económica-, hará que la contratación retroceda a niveles de 2015 y rompa una tendencia alcista en el número de contratos firmados que venía repitiéndose durante las últimas siete Navidades