Buscar

El comercio carga contra la reducción de horarios y el alza en las comisiones bancarias.

La Federación Alicantina de Comercio, Facpyme, ha celebrado esta mañana una reunión de su junta directiva donde, entre otros asuntos, se han tratado las nuevas formas de operativa que desde comienzo del año han implantado la mayoría de las entidades financieras. Esto es, "un gran incremento sustancial de las tarifas de servicio y la reducción de la operativa física de la disponibilidad del personal de oficina de las distintas entidades", según critica la organización de comerciantes.

"Para nuestro sector del pequeño comercio esto supone un gran perjuicio dado que, por un lado, la dimensión de los negocios es de microempresa porque la mayoría son regentados por empresarios autónomos, con un horario muy extenso que, en muchas de las ocasiones, impide acudir a estas entidades en horario de 9 a 11 de la mañana, que es cuando han determinado la mayor parte de las entidades ofrecer el servicio de caja", relatan los comerciantes. "Y por otro lado, tienes que acudir a la oficina de la que eres cliente porque si no, no serás atendido".

"Por lo general te derivan a los cajeros para la operativa o que hagas las gestiones por internet a través de su aplicación", explican. Esto es, el trabajo lo hace el cliente o empresario "y encima nos incrementan las tarifas de servicio", en forma de comisiones, que según Facpyme "en muchos de los casos rozan la usura". En resumen, lamentan, "menos servicios y más coste para el cliente".

Ante esta situación, que Facpyme tilda de "despropósito", la junta directiva de la principal asociación de comerciantes de la provincia por número de miembros ha tomado la decisión de recomendar a sus asociados que, en la medida de sus posibilidades, operen con aquellas entidades financieras que ofrezcan un mejor servicio de atención y no incrementen el coste de sus tarifas a unos niveles inconcebibles para los clientes. "Deseamos recordar que el sector comercial minorista de la provincia de Alicante lo componemos más de 25.000 empresas y que nuestro peso económico roza el 12% del PIB, con lo que consideramos se nos debería tratar, en general, con más atención y respeto".