Buscar

Sfera reduce su dependencia de los centros de El Corte Inglés al mínimo histórico.

Sfera, la cadena textil que El Corte Inglés creó en 2001, da pasos en la reducción de su dependencia de los grandes almacenes del grupo para competir en una liga donde tiene que medirse a gigantes como Inditex o Mango.

En el ejercicio 2018, que terminó el 28 de febrero de 2019, Sfera alcanzó unos ingresos de 353,5 millones de euros, una mejora del 4% respecto al ejercicio anterior. El beneficio neto fue de 12,8 millones, prácticamente en la línea de los 12,6 millones de 2017, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Desde su creación, esta filial ha ido incrementando cada año su nivel de facturación alcanzando con ello nuevos récords anuales, también en 2018, aunque el crecimiento de los mismos en ese ejercicio fue el más bajo desde 2011.

Pero esa tendencia al alza no está siendo similar en todos los canales de venta que forman parte de su negocio. De hecho, la naturaleza de los ingresos que genera Sfera ha cambiado de forma sustancial en los últimos años. La cadena cuenta con diferentes formatos de venta: tiendas propias, que a 28 de febrero de 2019 alcanzaban las 116, 102 en España; 96 córneres en centros de El Corte Inglés; 46 locales en México, donde tiene una sociedad participada al 51%, y 268 puntos de venta gestionados por 10 franquiciados. Hay que sumar el online, que creció un 42%, pero del que no desglosa más cifras.

Las primeras son las que más peso tienen en la facturación: un 56%, casi 198 millones, un 7% más que en 2017. Desde el ejercicio 2013 este canal ha incrementado 10 puntos su peso en la facturación de Sfera, mientras que los que lo han perdido de forma sustancial desde entonces han sido los espacios o córneres instalados en los grandes almacenes de El Corte Inglés. Esta era la primera fuente de ingresos en 2013 con 119,2 millones, el 47,5% de las ventas totales. En 2018 fueron de 160,2, un 34% más que entonces, pero su peso en el volumen de negocio ha caído al 30,1%, 17 puntos menos.

Otro canal que ha ganado presencia ha sido el de las franquicias, una vía de crecimiento que Sfera comenzó en 2013. Aquel primer año apenas generaron 2,1 millones, el 0,8% del total. En 2018 ya alcanzaron los 18,5 millones, el 5,2% de la facturación. En su informe de gestión, Sfera destaca que continuará con “el incremento de los puntos de venta por medio de franquicias”, además de la apertura “selectiva” de tiendas propias.

LAS VENTAS EN EL EXTERIOR SUPERAN EL 20%

Sfera es uno de los ejemplos que El Corte Inglés suele poner como modelo de negocio internacionalizado. En el ejercicio 2018 las ventas en el exterior de la filial textil superaron el 20%, alcanzando los 72,6 millones. De esta cantidad, casi 45 los generó fuera de la zona euro, principalmente en México, su principal mercado exterior.