Buscar

Masymas eleva su beneficio un 15% hasta 1,16 millones y cierra 2018 con 127 tiendas.

La cadena de supermercados alicantina Masymas (o lo que es lo mismo, Juan Fornés Fornés SL, que es la única que explota ahora la enseña en el territorio tras la venta al grupo catalán Fragadís de la empresa Sucesores de Pedro Soriano Buforn, de La Vila, que ha convertido sus tiendas en Spar) mantiene el ritmo de crecimiento constante que ha venido exhibiendo en los últimos ejercicios. Al cierre de 2018, la mercantil elevó su volumen de negocio hasta rozar los 262 millones de euros, y se anotó un beneficio de 1,16 millones.

La cifra de ventas de Masymas supone un incremento del 3,15% respecto a 2017, cuando la cifra de negocio se quedó en 254 millones de euros, según las cuentas individuales de Juan Fornés Fornés SL depositadas en el Registro Mercantil de Alicante. En cuanto al beneficio neto, el incremento fue del 15% respecto al millón de euros que ganó la empresa hace un año. En este sentido, cabe tener en cuenta que tal como indica el informe de gestión adjunto a las cuentas la empresa realizó inversiones en inmovilizado material e intangibles por valor de 12 millones de euros: la cantidad que dedicó durante el pasado ejercicio a reformar supermercados con su nuevo modelo.

Según indica el informe, durante el ejercicio la cadena abrió 5 nuevos supermercados (cifra que se mantiene en el ritmo habitual de aperturas de los últimos años), pero por el lado contrario se cerraron 6 supermercados, lo que deja la red comercial al cierre de 2018 en 127 establecimientos, y a Masymas como la tercera cadena del sector en presencia (y facturación) tras las valencianas Mercadona Consum. En cuanto a la plantilla, la empresa con sede en Pedreguer cerró el ejercicio con 2.559 personas.

La firma que dirige José Juan Fornés, de la segunda generación familiar, prevé continuar en la senda del crecimiento de ventas y resultados de los últimos ejercicios, a través de la apertura de nuevas tiendas y a la mejora de la eficiencia en las existentes. Asimismo, espera un incremento de ventas en los próximos ejercicios ante la expectativa de aumento del consumo de acuerdo a las expectativas de crecimiento de la economía. Si se añaden a las cifras las cosechadas por su modelo de 'super' urbano Fornés by Masymas, la facturación de 2018 se eleva a 295 millones de euros, un 3,4% más, y la plantilla a 2.565 personas.