Buscar

Inditex ha invertido 9.400 millones en seis años.

Inditex eleva sus líneas de liquidez en 870 millones de euros en un año. Afirma que el Brexit tendrá un impacto mínimo en su negocio.

"Nuestras tiendas se han anticipado a las nuevas necesidades de los clientes. Se trata de espacios más grandes, más tecnológicos y más inteligentes. Una de las razones que posibilitan esta política es la constante reinversión realizada en la propia empresa", afirma Pablo Isla, presidente de Inditex, en la memoria 2018 del grupo, publicada ayer.

Las inversiones de Inditex ascienden a 9.400 millones en los últimos seis años, de los que 2.000 millones se dedicaron a innovación en tecnología y logística, como la tecnología de radiofrecuencia RFID, la introducción de 250.000 dispositivos digitales en sus tiendas o el desarrollo de puntos automatizados de recogida de pedidos online, que ya tiene en 11 tiendas.

El objetivo del grupo es ser totalmente integrado (online y offline), sostenible y digital en 2020. El pasado ejercicio, finalizado en enero de 2019, sus inversiones ascendieron a 1.600 millones. El grupo tuvo 3.000 millones de visitas online a las plataformas de sus marcas y alcanzó unas ventas digitales de 3.200 millones, un 27% más y el 12% del total de sus ingresos.

Este año, Inditex realizará una inversión ordinaria de 1.400 millones, con la previsión de abrir 50 tiendas y elevar sus ventas comparables entre un 4% y un 6%. Respecto al Brexit, Inditex reconoce riesgos de suministro o aranceles si no hay acuerdo, así como un posible descenso del consumo en Reino Unido, pero cree que el impacto "no será significativo"para el grupo.

Sólida posición financiera

Las inversiones realizadas por la compañía no han dañado su balance. El grupo, que tiene que apuntarse un pasivo por arrendamientos de entre 6.500 y 6.900 millones en 2019, debido a la nueva normativa contable -el nuevo estándar incrementará su beneficio entre un 2% y un 4%-, no tiene en cambio deuda financiera, sino una posición financiera neta de 6.705 millones al cierre del pasado ejercicio. El grupo recoge además en su memoria que "el límite de las líneas de financiación disponibles" era de 6.248 millones a 31 de enero de 2019, 871 millones más que un año antes, a través de líneas confirming, de crédito y overdraft.

Más tiendas franquiciadas

Inditex cerró el ejercicio 2018 con 7.490 tiendas en el mundo, 15 más que un año antes, frente al alza de 183 en 2017 y 279 en 2016. El grupo, que está priorizando el tamaño frente al número de tiendas, aumentó su red en 2018 gracias al crecimiento de sus franquicias (+23). Cerró en cambio ocho establecimientos propios, aunque siguen representando el 85% del total. Sus tiendas franquiciadas se concentran en Asia, África y Oceanía, donde suma 694 y suponen el 42% de su red. En España tiene apenas 41 franquicias frente a 1.688 tiendas.

Sus ventas a franquicias ascendieron a 1.887 millones en 2018, en línea con el año anterior, y supusieron el 7,2% de sus ingresos. En cambio, Inditex facturó 24.025 millones en sus tiendas propias y online, el 92% de su cifra de negocio.Por último, obtuvo 233 millones por "otras ventas y servicios prestados".

Sostenibilidad y empleo

Inditex dedica una gran parte de su memoria a la sostenibilidad, donde destaca iniciativas como su programa de recogida a domicilio de ropa usada en Pekín y Shanghái, con el que ha obtenido 85.000 artículos; las 34.158 toneladas de ropa que sus clientes han depositado en los contenedores que hay en sus tiendas (los tiene en 1.382 establecimientos y elevará el número a 2.000 en 2020) o la evolución de su programa JoinLife, como denomina a la ropa realizada con materias primas sostenibles. El grupo puso 136 millones de prendas en el mercado bajo este estándar en 2018, un 85% más. Además, el 86% de sus establecimientos, un total de 5.494, ya son ecoeficientes.

Además, la memoria del grupo recoge también su impacto social. Inditex cerró 2018 con 174.386 empleados en el mundo, 48.000 de ellos en España, que recibieron un salario medio de 20.996 euros brutos. El grupo tiene ya más de 1.000 trabajadores en 28 países y calcula que su contribución tributaria asciende a 6.166 millones en todos los mercados donde opera. Por último, su número total de proveedores en España ascendió a 7.220 en 2018, a los que realizó compras por 5.248 millones.

Los 'proxies', a favor de la reelección de Isla

ISS y Glass Lewis, los dos principales asesores de voto de los fondos internacionales, han recomendado el apoyo a todos los puntos del orden del día en la junta de Inditex del 16 de julio, pese a ciertas críticas al reparto de poder en la cúpula.

El proxy advisor ISS califica de "cosmético" el nombramiento de Carlos Crespo como CEO, ya que mantiene las mismas funciones de ahora como director operativo y no reduce el poder del presidente ejecutivo, Pablo Isla.

Estas firmas suelen preferir que las empresas distribuyan más el poder. Pese a ello, pide el voto a favor de la reelección de Isla y la entrada de Crespo en el consejo. Glass Lewis cuestiona el salario anual de Isla, sin llegar a pedir el voto en contra.

Pull&Bear y Stradivarius tiran del beneficio de explotación

Inditex cerró 2018 con unos ingresos de 26.145 millones, un 3,2% más, mientras que su resultado de explotación (ebit) ascendió a 4.357 millones, un 1% más.

Todas sus marcas elevaron su facturación el pasado ejercicio, aunque su contribución al beneficio operativo del grupo muy dispar. Zara y Zara Home, con unas ventas de 18.021 millones, el 69% del total, tuvieron un ebit de 3.122 millones, en línea con el año anterior. Lo mismo ocurrió en el caso de Oysho, Massimo Dutti y Uterqüe, que mantuvieron beneficio, pese a elevar ventas.

En cambio, Bershka, la segunda cadena del grupo por facturación, redujo un 7,3% su ebit. De hecho, Pull&Bear elevó en 36 millones su ebit, y Stradivarius, en 34 millones, frente al ascenso de 43 millones de todo el grupo.