Buscar

La Comunitat evita el frenazo en la creación de empleo del resto de España.

El número de parados registrados en la Comunitat Valenciana ha bajado en 3.529 personas en noviembre, el tercer mayor descenso, lo que supone un leve retroceso del 0,95% respecto al mes anterior y sitúa el total de desempleados en 368.564. Según el Ministerio de Trabajo, en comparación con noviembre del año pasado, el número de parados se ha reducido un 5,90% en la Comunitat Valenciana, con 23.126 parados menos.

Sin embargo, a escala nacional, tras las buenas noticias para el mercado laboral de octubre, noviembre no deja tan buen sabor de boca. Ni mucho menos. Durante el undécimo mes del año se destruyeron 47.449 empleos, consecuencia de la sangría que se registró en el sector de la hostelería, donde se perdieron 105.727 afiliados, casi seis veces más que los ocupados que ganó el comercio, que incorporó más personal para hacer frente al 'Black Friday' y para comenzar a preparar la campaña navideña.

La explicación a unos datos malos para el mercado laboral, especialmente criticados desde los sindicatos, hay que buscarla en que la hostelería, el sector primario, el transporte y almacenamiento han tenido un comportamiento peor de lo esperado para estas fechas. Y todo ello, a su vez, no se ha compensado lo suficiente con la creación de empleo en la industria manufacturera y la construcción.

Se trata del peor noviembre desde 2013. En los dos años anteriores, la afiliación también bajó, aunque en menor cantidad (32.832 ocupados menos en 2016 y 12.773 menos en 2017), mientras que en 2015 y 2014 se registraron leves aumentos después de un periodo (2008-2013) de fuertes descensos. Así, el número total de afiliados se reduce hasta los 18.945.624, pese a que los últimos doce meses el sistema se ha incrementado con más de 527.000 trabajadores. Mejores noticias llegan desde el lado del paro registrado, que rompe la tendencia y registra, contra todo pronóstico, una leve caída.