Buscar

Cómo hacer convivir distintas tipologías comerciales.

El Hotel Albufera de Alfafar acogió este jueves un desayuno informativo sobre el sector comercial y cómo conjugar diferentes tipologías comerciales para que puedan convivir. El evento, organizado por el Ayuntamiento de Alfafar y Valencia Plaza, dejó múltiples reflexiones acerca de los centros comerciales, del pequeño comercio, y del papel que juega la tecnología en las nuevas formas de consumo.

En el encuentro estuvieron presentes la concejala de Ordenación del Territorio y Vivienda del Ayuntamiento de Alfafar, Encarna Muñoz; la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos y Comercio, Blanca Marín; el director general de Comercio y Consumo, Natxo Costa; el Presidente del Consejo de Comercio y Economía Local de Alfafar, Toni Milla; la concejala de Mercados del Ayuntamiento de Alfafar, Amparo Sanjuán; el sociólogo del Plan de Acción Comercial del consistorio, Joan Gonçales; el gerente de Fepeval, Diego Romá; el Presidente de ACESE, Germán García; el director ejecutivo de Equiàlitat, José L. Sahuquillo; el Director del Grupo Martí, Antonio Martí; el Presidente de ACYPAL, Mauro Lorenzo; el representante del Foro de Empresarios de l'Horta Sur, Paco Pons; la Presidenta de ACMASS, Noelia Ruiz; la Presidenta de AECA, Inmaculada Vela; la secretaria Técnica de AESI y AEMBE, Carmen Sorio; y la Presidenta de la Asociación Mercado Municipal de Alfafar, Vanessa Herrero.

La primera teniente de alcalde de la localidad, Encarna Muñoz, destacó la "importante inversión del Ayuntamiento en infraestructuras en la zona comercial", dado que, según resaltó, es "una inversión de futuro". Sobre las relaciones entre las instituciones autonómicas y las locales, Muñoz quiso insistir en que "la Conselleria debe tener en cuenta a Alfafar", especialmente a la zona comercial. En ese sentido, apuntó que las conexiones son una cuestión fundamental porque "la movilidad peatonal y a motor va a afectar" en el área.

El gerente de Fepeval, Diego Romá, se felicitó porque la Comunitat Valenciana es "la primera comunidad con una Ley de Áreas Industriales", algo que agradeció al Consell, y resaltó que existen "muchas similitudes" entre la gestión de las áreas industriales y las áreas comerciales. Sobre esto, dijo que "hace falta una colaboración publico-privada", aunque aclaró que "sin darnos cuenta, se ha conseguido en esta Ley". Centrando la atención en Alfafar, explicó que su área comercial "converge con el área industrial", por lo que son zonas "que hay que tratar de forma conjunta".

Cogio el guante el representante del Foro de Empresarios de l'Horta Sur, Paco Pons, para incidir en que "cada vez hay menos diferencia entre polígono industrial y área comercial", especialmente por el crecimiento de la venta online, que ha dado lugar a "polígonos escaparate para exponer productos". Asimismo, pidió a todos los presentes "reconocer la fortaleza de l'Horta Sur" y comprensión para muchas "microempresas y polígonos" que sufren la dificultad de accesibilidad.

En otro tercio, Natxo Costa, el director general de Comercio y Consumo, apuntó que "la grande superficie no ha llegado a su momento de inflexión" y que el comercio online está afectando este modelo. Sobre él, aseveró que "reparte de forma menos eficiente la riqueza" porque "acaban siendo fondos de inversión internacionales que no repercuten sus beneficios en nuestra gente". Asimismo, aclaró que "la actividad comercial es una actividad limitada" y que "no por más oferta comercial, hay más gasto".

Intervino también la secretaria Técnica de AESI y AEMBE, Carmen Sorio, para recordar la historia de los centros comerciales -"surgieron en Estados Unidos"- para seguir profundizando en su crisis actual: "En los próximos años cerrarán 300 centros comerciales de los 1200 que existen en Estados Unidos, el 25%". Así, avanzó que aquí el proceso será más lento pero "dentro de quince o veinte años, seremos un reflejo".

Los motivos, según Sorio, son la sobreoferta, la obsolescencia de los centros comerciales -algunos no se han modernizado, les falta movilidad, no son sostenibles- y el auge del comercio online. Al hilo, recordó que hay mucho centros comerciales en España, crean empleo pero es empleo precario con minijobs sin calidad. Por ello, instó a limitar el fenómeno con Zonas de Gran Afluencia Turística y una "apuesta firme por el comercio local, que crea empleo de calidad y genera riqueza en el territorio".

Para la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos y Comercio, Blanca Marín, vivimos en un "momento convulso de cambios acelerados", máxime si atendemos a la irrupción del e-commerce, que según Marín,  "está afectando a todos los formatos comerciales, grande, mediano y pequeño". Además, argumentó que las ciudades mediterráneas guardan diferencias con las estadounidenses, ya que són "compactas" y el comercio urbano "siempre ha tenido mayor peso". Con todo, explicó que "todos los formatos comerciales deberán  adaptarse a las nuevas circunstacias". A saber, la digitalización y los nuevos hábitos y exigencias de los consumidores, que cada vez gozan de "mayor empoderamiento". Por eso, es necesario el "apoyo al pequeño comercio para que pueda compatibilizar la venta física y experiencial con la venta online".

También Antonio Martí, el Director del Grupo Martí, secundó que "no podemos comparar a Estados Unidos con los pueblos mediterráneos" y aseguró que "en España no va a ocurrir lo mismo". Respecto a los nuevos retos, aclaró que "el enemigo de los centros comerciales es el e-commerce", que destruye el antiguo concepto de centro comercial como "gran plaza donde la gente va a pasar el día". Por otro lado, dijo que "su función no es una competencia al comercio local" sino que "son complementos; las sinergias son buenas". Según Martí, "la zona comercial de Alfafar ha puesto en el mapa la localidad y el comercio local se puede aprovechar de eso", por lo que "no son cuestiones excluyentes.

El director ejecutivo de Equiàlitat, José L. Sahuquillo, tomó la palabra para aseverar que "el pequeño empresario" también "puede ir hacia el e-commerce", y sobre este asunto recalcó que "nos equivocamos si pensamos que nuestro escaparate es la tienda física". Algo sobre lo que volvió el Presidente de ACYPAL, Mauro Lorenzo, dado que "si no nos visualizan, no nos encuentran"; "si no estamos en internet, no existimos para la gente que va a las ciudades".

Así pues, Lorenzo dijo que "el envejecimiento de la población se acelera y tenemos una necesidad de tener un comercio de proximidad de calidad", y "no se trata de una cuestión de comercio grande o pequeño" sino de que los comercios resulten atractivos en la población en la que residen. El Presidente de ACYPAL arguyó que "no puede haber una libertad horaria tan grande". Y es que "no siempre es rentable". Por ello, instó a pelear "entre todos" contra esta libertad. "Los grandes sistemas de inversión deben adaptarse a nuestro sistema de vida, no al revés", concluyó.

Según la secretaria autonómica, "el factor diferencial de los centros comerciales es la integración del pequeño comercio", un cambio que ya se está dando y que "desde la administración tenemos que impulsar" para "mantener la riqueza, el empleo y la capacidad de generar renta combinando los dos formatos". Natxo Costa opinó al respecto que "lo estable en el comercio es que está cambiando continuamente y la adaptación es fundamental". Sobre ello, insistióen que "el asociacionismo es muy importante para atraer al consumidor y dar respuestas" para evitar malas experiencias al cliente. "Ahora una mala critica te puede hacer polvo".

Con todo, el Presidente de ACESE, Germán García, puso sobre la mesa que el debate está enfocado excesivamente "al tema digital". "Nos hemos retrasados y lo hemos cogido tarde", aclaró, pero subrayó que "no todo está centrado en la digitalización". Y ahondó en otro factor fundamental: "Han surgido nuevos comercios que han reventado al mercado". "Esto, junto al retraso, ha afectado al comercio a diferentes escalas", concluyó.

Por su parte, el sociólogo del Plan de Acción Comercial del consistorio, Joan Gonçales, dijo que "Alfafar no es como otros pueblos" porque "tiene una influencia en su área". Según Gonçales, hay que diferenciar cuatro tipologías comerciales: el comercio tradicional, las grandes superficies, el comercio tradicional en las grandes superficies, y las franquicias instaladas en zonas de comercio tradicional. Opinó que "gran cantidad de los problemas del comercio tradicional se lo genera él mismo" y que "el comercio tradicional es una resistencia a la innovación", por lo que dio su apoyo a "políticas públicas no subsidiarias".

Un encuentro que sirvió para intercambiar pareceres sobre la situación que vive el comercio de proximidad y las grandes superficies y donde se exploraron nuevas vías de sinergias y convivencia. La primera teniente de alcalde de Alfafar, Encarna Muñoz, acabó el evento resaltando que "el comercio da vida a la ciudad".