Buscar

Intu se revuelve contra el plan de Medio Ambiente que bloquea su megacentro.

El embajador británico Simon Manley traslada a Puig su preocupación por los vaivenes del área comercial de Paterna pero confía en que saldrá adelante: "Es un gran proyecto" - El presidente defiende que en València hay seguridad jurídica

 

El grupo británico intu, que impulsa el proyecto comercial y de ocio intu Mediterrani en Paterna, está resuelto a presentar batalla ante la última andanada de la Conselleria de Medio Ambiente contra el proyecto. Y la batalla será por la vía administrativa. Por el momento. El promotor va a presentar alegaciones a la propuesta de modificación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Túria, que acaba de ser presentado por la conselleria y que pone en jaque el proyecto comercial, como adelantó Levante-EMV.

Básicamente, el nuevo PORN considera el paraje de Les Moles suelo no urbanizable de especial protección. Esta área interfase agrícola forestal se encuentra en el ámbito de Puerto Mediterráneo, lo que sería un obstáculo para la obtención de licencia. Según la nueva redacción, en esta área no podría desarrollarse ningún tipo de actividad económica, salvo que esté relacionada con el medio ambiente.

Este proyecto de la Conselleria de Medio Ambiente acaba de iniciar su proceso de exposición pública, y aún debe superar algunos trámites para obtener luz verde. La iniciativa, a pocos meses de las elecciones, se solapa precisamente con el inicio de la tramitación, por segunda vez, de intu Mediterrani, que vuelve a intentarlo después de que la Generalitat tumbara en 2016 la primera versión del proyecto.

Desde entonces, el promotor ha adaptado el parque a los condicionantes de todo tipo que exigían tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Paterna. Sin embargo, esta nueva vuelta de tuerca de una conselleria de Compromís, con la nueva versión del proyecto ya presentada, lo pone de nuevo en jaque.

Las vicisitudes de Puerto Mediterráneo no solo preocupan al inversor. El embajador de Reino Unido en España, Simon Manley, volvió a manifestar ayer ante el presidente del Generalitat, Ximo Puig, su preocupación por los vaivenes de esta iniciativa inversora. Fue durante el encuentro que mantuvieron para abordar la situación tras el acuerdo de brexit entre Reino Unido y la Unión Europea.

Ante los medios, Manley dio un espaldarazo a intu: «Es un buen proyecto», e insistió en su apoyo a las empresas británicas. Reino Unido, de hecho, es el primer inversor extranjero en España. «Esperamos poder invertir más», dijo, con respeto a las normativas de cada autonomía.
El jefe del Consell, por su parte, insistió en que la C. Valenciana «es una tierra de seguridad jurídica»: «Todos los proyectos que se puedan adaptar a unas normas tienen viabilidad. Hay un proceso y esperemos que finalmente se pueda llevar a cabo; y si no, que se adapte a esas nuevas normas», dijo.

Durante un encuentro en febrero pasado, Manley ya trasladó a Puig el «apoyo» de la embajada al megacentro. Después de aquello, Puig animó al promotor a poner en marcha una nueva versión. Ahora, tras ser presentada, se enfrenta a nuevos obstáculos.